El triste final de Zinedine Zidane: la expulsión que le despidió de los Mundiales

El triste final de Zinedine Zidane: la expulsión que le despidió de los Mundiales

02/10/2022

Tuvo a su disposición todos los honores del Mundial de Alemania 2006, fue el final del sueñocasi un cuento de hadas, pero el propio Zinedine Zidane se encargó de convertirlo en una novela de terror. Un estallido producto de algo que le dijo el defensa italiano marco materazzi y una reacción más de futbolista callejero que de profesional, le llevó a la expulsión que lo despidió de los mundiales el fútbol de la peor manera.

Porque ni siquiera tuvo la suerte de que sus compañeros ganaran en la tanda de penaltis en la que él, el capitán, no estuvo. Italia derrotó a Francia, se proclamó campeona del mundo y Zidane tuvo un final tristeun broche que pudo ser de oro y terminó siendo de oro, por haberle estampado un cabezazo en el estómago al italiano.

La realidad es que prácticamente nadie lo vio en la cancha. Ni el árbitro, el argentino Horacio Elizondoni su ayudante 1, Darío Garcíaa pesar de que el incidente ocurrió cerca de usted. La gente tampoco lo notó., no hubo ninguna exclamación que indicara que había sucedido algo extraordinario. Pero Materazzi se quedó tirado en el suelo y todos creyeron que, para enfriar el asedio francés, estaba jugando por ganar tiempo.

El momento de la expulsión: Horacio Elizondo muestra la roja a Zinedine Zidane en Alemania 2006. Fue su despedida de los Mundiales.
El momento de la expulsión: Horacio Elizondo muestra la roja a Zinedine Zidane en Alemania 2006. Fue su despedida de los Mundiales.

Sin embargo, la televisión captó el momento con precisión y fue el cuarto árbitro, el español Luis Medina Cantalejo, quien avisó al asistente García, quien supo de inmediato que su colega de España les había salvado el pellejo a él y a Elizondo. La sonrisa de agradecimiento que le dedicó y la palmada en la espalda al término de los 120 minutos de juego, dieron cuenta de ello.

Como casi todos los presentes en el estadio olímpico de berlín no vieron la obra hasta llegar a sus casas u hoteles, La terna arbitral argentina fue abucheada desde que le sacaron la tarjeta roja a Zidane hasta la entrega de las medallas por haber arbitrado la final del mundial. Pero el árbitro y sus asistentes sabían que la verdad los protegía.

El triste final de Zinedine Zidane: qué pasó con Marco Materazzi

Quedaban diez minutos en la prórroga. Las piernas estaban pesadas y Francia merecía un poco más que el 1-1 que le había llevado a la final mundial tras la prórroga y que continuaría hasta los penaltis. Su estrella, Zidane, se merecía más. Ya había marcado el gol francés, de penalti, en el minuto 7, cuando ridiculizó al entonces portero de la Juventus, Gianluigi Buffon, picando el balón y marcando el gol.

Zinedine Zidane le dio un cabezazo al italiano Marco Materazzi en el estómago y el árbitro argentino Horacio Elizondo lo expulsó.

Pero a los cinco minutos del segundo tiempo de la prórroga, en una jugada en el área italiana, con Materazzi marcando a Zidane de forma pegajosatodo se desató. Curiosamente, tan distintos como jugadores pero con un parecido hasta ese momento en las estadísticas del partido: Zizou había hecho el 1-0 con su lujoso penalti y Materazzi lo había empatado 11 minutos después de un cabezazo.

También leo: La confesión inédita de Materazzi: lo que hubiera dado por jugar en Boca y el palazo a River

El italiano tenía como especialidad hablar y provocar a los rivales, sacarlos de la concentración del partido recurriendo a cualquier maniobra. Muchos mantuvieron la cabeza fría y no mordieron, otros se enojaron un poco. Pero Zidane fue un pez gordo que mordió el anzuelo. En esa jugada de área, en la que Materazzi abrazó a Zizou por la espalda, el francés se molestó: "Si quieres mi camiseta te la doy en el vestuario".

Pero el italiano, más acostumbrado a estos roces, fue rápido como un rayo: "Me gustaría más que me dieras a tu hermana", le dijo en el lenguaje que Zinedine manejaba correctamente desde su paso por la Juventus en la década de los 90. Allí, el capitán de Francia se separó unos metros, pero cada paso que daba lo irritaba más hasta que se detuvo y, como un toro a punto de cornear, se agachó y asintió con la cabeza en el estómago.

Materazzi cayó como si Zidane tuviera cuernos de verdad. Con el rojo en el aire, el francés fingió protestar ante Elizondo, aunque éste no tuvo forma de justificarse. Sabía que el árbitro no había visto nada y que lo estaba echando solo por lo que alguien le había dicho. Pero Zidane tenía claro que había derrapado mal. Y eso arruinó lo que podría haber sido una despedida maravillosa.

El artista argelino Adel Abdessemed ha inmortalizado el cabezazo de Zinedine Zidane sobre Materazzi en una escultura de más de cinco metros de altura. Fue inaugurado en 2012 y este año se exhibirá en el Museo del Deporte en Doha, Qatar.
El artista argelino Adel Abdessemed ha inmortalizado el cabezazo de Zinedine Zidane sobre Materazzi en una escultura de más de cinco metros de altura. Fue inaugurado en 2012 y este año se exhibirá en el Museo del Deporte en Doha, Qatar.Por: REUTERS

Las circunstancias menos esperadas también quisieron que fuera inolvidable. Tanto es así que el artista plástico argelino (mismo lugar de nacimiento que Zizou), Adel Abdessemed, realizó una Escultura de cinco metros de altura que recrea el cabezazo de Zidane contra Materazzi, que se inauguró en 2012 y trajo mucha controversia. Aunque volverá a exhibirse en Doha, en el Museo del Deporte, de cara a Qatar 2022.

Data 24 Noticias

Diario online de noticias internacionales.https://data24noticias.com

Noticias relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir